miércoles, 24 de octubre de 2007

Chávez, mentiroso.

En días pasados, durante la estancia en Cuba, el gobernante venezolano y émulo adelantado del dictador cubano, mintió flagrantemente al decir que los médicos cubanos eran voluntarios y no cobraban por su trabajo.
Totalmente falso, los médicos cuabnos se ven obligados a ir a Venezuela, por la difícil situación económica en la isla, que encuentra alivio por el pago o remuneración que reciben, muchos de ellos, contra su deseo natural, alargan las misiones para tratar de conseguir más fondos que desitnar a cubrir las perentorias necesidades del cubano. Incluso, algunos se han molestado y negado a acudir a aquellas misiones en otros países distintos a Venezuela que no reportan la moneda dura necesaria o lo hacen paupérrimamente.
Chávez, mentiroso.

7 comentarios:

Infortunato Liborio del Campo dijo...

Lo que habría que agregar es que lo que le pagan es una miseria con respecto de lo que debieran, es decir el salario de cualquier médico venezolano y por eso se dedican al contrabando de pacotilla entre Venezuela y Cuba. Los médicos, traen diversas mercancías que luego revenden en Cuba a precios que son varias veces superiores a los de esos productos en Venezuela. La necesidad obliga y el que puede, puede.

El loco dijo...

Aquí en Venezuela se dice que les pagan muy mal, pero es que a los propios médicos venezolanos les pagan una miseria...
Si el Loco de chavez le miente a su pueblo que se puede esperar a los demas
Un gran abrazo desde Venezuela

Pandora dijo...

Hola:


Un buen blog. Felicitaciones. Es estupendo.

Acerca de los médicos cubanos en Venezuela, es cierto que tienen un salario muy alto, mientras tanto los médicos venezolanos tienen sueldos miserables y apenas les alcanza el salario para cubrir sus necesidades básica.

Saludos.

Pandora

Resistencia Santiago de León de Caracas
http://resistensanleo.blogspot.com/

Infortunato Liborio del Campo dijo...

Parece que los venezolanos antichavistas están bastante desinformados. No me extraña que Chávez les siga ganando.

Karamchand dijo...

Gracias a todos por sus comentarios. Pienso que la confusión puede derivarse de la palabra empeada por mí al final del post, paupérrimo; se connoce perfectamente que el salario es bajo en comparación con lo que se paga a un médico normalmente en el mundo, pero quizás tengan una referencia en el hecho de que el salario promedio del cubano anda por los 15 dólares, y al menos cuando están en misión en Venezuela les pagan alrededor de 300 dólares, lo cual pueden imaginarse que pasar de 15 a 300 dólares es como hacerse rico, tal es de inmensa la miseria del cubano. Ustedes venezolanos que se abisman a una dictadura como la que está por terminar en Cuba, les deseo de todo corazón tengan éxito en abrir los ojos de sus nacionales enceguecidos por la propaganda y los métodos de terror de Chávez, y ver el infierno que se avecina si siguen por esa ruta con el pimpollo de dictador.

Karamchand dijo...

Acerca de los médicos que hacen misiones, pueden consultar un post anterior que abundo en detalles y no quise repetir en este. Saludos.

Infortunato Liborio del Campo dijo...

A lo mejor en las nóminas de los médicos cubanos en Venezuela aparezca un salario superior al de los médicos venezolanos, pero no es el que perciben realmente los médicos, sino que va a parar al gobierno cubano, ya sea en metálico o en forma de barriles de petróleo. 300 dólares es incluso un 40 porciento menos que los que perciben otros colaboradores cubanos en el exterior cuyo estipendio está alrededor de los 500 dólares. El salario de un médico cubano en Venezuela está al nivel del de un albañil cubano trabajando en España. Es simplemente ridículo. Lo que hace notorio el caso es precisamente por cuan poco va a trabajar un médico cubano en los cerros de Caracas, donde no entra ni la policía y donde varios han perdido la vida, o en en montes de Guatemala, donde no hay comunicación terrestre, salvo caballos o los propios pies de los médicos, pero es la única forma que tienen de, a costa de mucho sacrificio, obtener unos pocos dólares para mejorar en algo las condiciones de su familia en Cuba, comprar algunos electrodomésticos y alguna ropa y zapatos para los hijos y esposas. Es tanta la miseria en Cuba que ese bien poco que ganan en Venezuela, se convierte en mucho al llegar a Cuba.