viernes, 16 de marzo de 2007

Rumor, certeza, allarde y vitalicios.

Rumor.
Ayer en la conversación entre varios amigos, uno de ellos comentaba el rumor que él daba por cierto, de que Tommy Mottola el multimillonario promotor musical enviaba a cantantes tales como Ricky Martin y otros famosos a grabar en los estudios Abdala de Silvio Rodríguez. La noticia es puesta en duda por la mayoría de los que allí estabamos por el hecho de que las leyes del embargo serían muy duras para alguien con tanto dinero, eso sin contemplar el tópico legal, independientemente de que ahorre miles al contratar los estudios de Silvio no sería negocio pues las multas que le harían pagar superarían esa cifra.
Certeza.
Y no podía faltar la "abuelita", hace tres días se publicó un artículo sobre la visita de Raúl a Pinar del Río al que le acompañaba una foto de este y el general Sio Wong, jefe de la reserva dentro de un silo o almacén para guardar alimentos. En el mismo artículo se refería que eran varios las construcciones de este tipo, su importancia desde el punto de vista militar y como reserva para la población. En la misma foto, en la parte superior se podía ver claramente los ventanales dejando pasar la luz, de manera que estan en la superficie, es decir, son construcciones visibles y sensibles de ser destruidas en el supuesto ataque por la aviación. Lo otro más triste y ridículo, es el absurdo de guardar alimentos que no tiene la población, es un hecho que en Cuba algunos pocos privilegiados tienen dos comidas diarias, y al menos una decente al mes. Eso sin contar que uno de los del grupo empapado en el asunto contó como entraban las toneladas de alimento venidas desde Venezuela y partían con rumbo desconocido. Recuerdo cuando decían de forma jocosa que aquí la alimentación estaba garantizada, que fueran al Noticiero Nacional de Televisión o al Granma, donde bombardean con imagenes de camiones llenos de alimentos y peroratas de lo bien que está ese rubro.
Allarde.
El periodista retirado canadiense Guy allardea de nuevo en la abuelita: (http://www.granma.cu/espanol/2007/marzo/juev15/12fiasco-e.html). Ahora arremete contra Radio y Televisión Martí, esta vez al parecer las fuentes cubanas no tuvieron chismes tan detallados. El señor Guy me recuerda la frase de la canción de Silvio Rodríguez, que el mismo Silvio practica con magistral apego a su sentido, es la que dice ....desde cualquier mesa repleta cualquiera decide aplaudir, el manifiesto comunista y la historia del hambre...
Vitalicios.
Comenta Granma la condecoración a 90 delegados del Poder Popular, esto no es extraordinario, de hecho las condecoraciones y los papeles reconocedores abunda, al igual que los papeles en general, excepto el de moneda dura o LC (libremente convertible); lo extraordinario es que premiaron a delegados con más de 30 años en el Poder Popular, vaya, ¡90!, eso imagino que sea un record mundial en la permanencia en una asamblea, congreso o representación en el gobierno. Intuyo que todos ellos, como los que dirigen, no han olvidado ni una sola vez la alabanza oficial... "gracias a nuestro querido y máximo lider FC y el segundo RC, etc".

4 comentarios:

Magia dijo...

Querido Karam no sé si los estudios Abdala aun existen o fueron los estudios de Pablo Milanés los que cerraron o los de Frank Fernández.

En cuanto a la reserva de esa guerra que nunca llega, es simplemente bochornoso.

Pásate por Cuba Paráiso Perdido que colgué unos cuantos videos interesantes.

Un gran beso, muchísima suerte y más magia...

masca_goma dijo...

Eres medio chismoso eh K?

Karamchand dijo...

Magia, desafortunadamente no me es posible ver los video, esta conexion es por teléfono, es lenta. Así que ni me molesto en dar click en los videos de los blogs, tendría que estar hasta el fin de los tiempos para verlo

Mascador, es que como dice mi blog, es sobre sucesos y asuntos de Cuba. Y creo que eso merece atención por los precedentes y como casi nadie de la gran prensa se molesta por nosotros. Nosotros nos molestamos por ellos. Gracias por tu comentario.

masca_goma dijo...

Na, tranquilo, asi nos enteramos de cosas que por nada saldrian en la abuelita ni en el viejito.