sábado, 7 de julio de 2007

Apocalipsis Now.

No han faltado en la historia del mundo los apocalípticos, tremebundos del final próximo o por venir. En la ola moderna de estos se han embarcado no pocos con mayor o menor éxito financiero, de público u otros aparejados.
Escuchando al ex vicepresidente Al Gore y los conciertos por todo el mundo que ha promovido, cuya recaudación irá a parar a sus bolsillos, recordaba a aquellos que esquilmaban a inocentes con la promesa de la salvación segura mediante el pago de una suma.
En este mismo saco, por qué no, se incluyen los que han provocado suicidios masivos de sus seguidores por la venida del "fin"; los dictadores, quienes necesitan de ese estado de desesperación, de suspense con final horroroso de no seguirse sus ideas e ideales.
Nada diferencia en su esencia a Al Gore, Fidel Castro y correligionarios latinamericanos, a los apocalípticos trepados en cajas que piden el arrepentimiento y otros payasos y comediantes "serios" quienes arremeten contra todo lo que represente la modernidad que ellos poseen pero en otros es malo.
De seguir el consejo de ellos, no tardaríamos ni 50 años en volver a vivir en cavernas alumbrándonos con antorchas y vistiendo taparrabos. Les remito a un cuento que leí hace muchos años de autor cubano, se llama "Retroceso", el autor se los debo, quizás logren zambullirse en la red y encontrarlo, o en las librerías, en este libro se describe que puede suceder si no somos comedidos y moderados en los análisis y nos dejamos llevar por los Gore, Castro y cía.
Así, por ejemplo, la propaganda dictatorial, nos quieren emparentar con los países desarrollados en estadísticas tales como la incidencia del infarto, tras las cuales se oculta malos procedimientos quirúrgicos, tratamientos y diagnósticos, que no la modernidad de otros; nos hablan del aumento de las temperaturas en el país, como señal del desastre ecológico, cuando en realidad esto se debe al represamiento extensivo y excesivo de rios y caudales, los cual evita el ciclo natural del agua con las consabidas consecuencias y que es la causa primera y fundamental del desastre climático en la isla paralelamente con la desaparición de especies.
No es el desarrollo o la modernidad lo que destruirá el planeta, son los apocalípticos si les presta atención. Ellos pueden crear una histeria colectiva usando de los medios de comunicación modernos, como pretenden en la actualidad.
No desapareció la vida en el planeta cuando las glaciaciones, no ha desaparecido ante fenómenos cataclísmicos sucedidos y no bien documentados o estudiados. Si puede desaparecer, si extremistas, como cualquier otro extremista, obtienen el poder y los medios para llevar a todos en un suicidio atómico masivo, ese pudiera ser el fin si se crea en la mayoría, la creencia de que no hay inevitabilidad y es una especie de espada de Dámocles sobre sus cabezas.
Es importante no desaparecer la esperanza de las personas de este planeta, pues esta siempre esta ahí a pesar de los pesimistas, pero ante descomunal ataque como el que hoy presenciamos, puede verse mermada con peores consecuencias que las que prometen estos señores de negras cabalgaduras y caraduras, asustando en su beneficio.
Y está bien que se enseñe a renovar la naturaleza, que se respete, se promueva la convivencia sin daños con ella, pero de ahí a lo que estan haciendo, no es correcto, ni justo, ni beneficioso.

3 comentarios:

analista dijo...

El domingo vi un documental sobre las pirámides de Tucumé, Perú. EN el documental se hablaba del impacto del fenómeno "EL Niño" hace 400 años sobre las edificaciones. Hoy quieren hacer ver al Niño como consecuencia del cambio climático! EL Niño es un fenómeno natural que siempre existió.
Y así sucede con muchas cosas. Investigadores han documentado la desapariciópn de pueblos en la cuenca nediterránea por la subida del mar. Es decir que esos fenómenos siempre existieron.

Karamchand dijo...

Estos apocalípticos de hoy, obvian exprofeso, la historia natural del planeta en que vivimos, pasan por alto las glaciaciones, los cambios extremos de temperatura ya ocurridos, son como los caballos y burros que le ponen ojeras para ver solo hacia delante. No me extendí por no hacer largo el post, pero se pudiera hacer una larga lista de esos cambios, algunos de ellos brutales para la vida en el planeta. También, por no extenderme, omití escribir sobre un impacto mucho mayor provocado por megaproyectos como el de la presa de Itaipú.
Gracias por su comentario.

Gonzalo Javier dijo...

Callate Karamchand que sabes tu!
No podes generalizar.
ES OBIO que el clima del planeta a sufrido camabios naturales en su historia.
Pero se esta dando un cambio climatico acelerado por la influencia de la actividad humana.
No creo que sea el unico factor si el más influyente.
Yo creo que puede haber consecuencias devastadoras a nivel global a causa del cambio climático.
Y eso no me hace un profeta apocalíptico.
Lo peor que podemos hacer es caer en el escepticismo, porque caeriamos en la inacción y no avanzariamos en proponer soluciones.
De lo que estoy seguro que es lo que muchos quisieran.
No se puede seguir ignorando y negando mas el cambio climático y los terribles efectos que puede traer.
Que a esta altura yo no se si estaremos a tiempo o sera demasiado tarde para hacer algo.
Sin duada que si el hombre no hace nada, si sera inevitablemente nuestro fin.
El hombre de apoco se esta destruyendo asi mismo y a lo que lo rodea.
Asi que no creo que sea tan disparatado lo que dicen estos que algunos lo califican de catastrofistas o profetas apocalípticos.
Creo que si la situación es asi y si empeora creo que es gran cualpa de los malditos escepticos que no quieren ver la realidad.
Que muchas veces hay y puede haber errores en las predicciones hay.
Pero en algun momento sucedera.
La pregunta es justamente; ¿cuando sucedera?