domingo, 3 de febrero de 2008

Postdata cubana.

Llama la atención de que el cubano, cuando hable de sus desgracias tenga que aclarar a menudo forzosamente, la distinción o diferencia a otros países democráticos, en lo que situación parecida pero de origen y desarrollo distinto, provocan confusión o mala interpretación en los interlocutores desconocedores del tema cubano o de los sistemas dictatoriales en su desempeño, para traer luz sobre lo anterior, pondré un ejemplo, he visto en documentales, noticias y programas las caras incrédulas o incluso, como toman a los cubanos que narran las realidades de la dictadura y de los nacionales pisoteados por esta por extremistas o criticones irreverentes, enviodosos, etc, abundo, cuando un cubano cuenta de que manera la pasan a lo grande los familiares del Capi di tutti capi Fidel Castro, muchos rebaten alegando que es natural que un jefe de estado en esos países democráticos, detentan iguales o parecidos beneficios, ignorando que en el caso particular cubano, a diferencia de aquellos países democráticos, sólo disfrutan el dictador y el círculo cercano, impidiéndosele a los nacionales cubanos por ley, acceder a estas por vía de su desempeño profesional, en la vida empresarial o simplemente por otras vías perfectamente justificables y en ningún modo punibles.

Por varios días, he visto reiteradamente en las páginas de la abuelita alzheimeriana la posición cubana en la discusión del reciente exacerbamiento del conflicto árabe-israelí. Ironías del destino, he pensado que quizás si en la oportunidad anterior, cuando Cuba tuvo igualmente la presidencia durante la invasión de Afganistán por la extinta Unión Soviética, hubiese tenido el mismo afán actual, otro sería el camino y el final de la historia afgana. En un país democrático, con un gobierno elegido y cambiante por períodos de tiempo preestablecidos, no se hace notar estas posiciones, ni se echan a ver el cambio de casaca o de opinión, pues corresponden a un momento país o estado de opinión y deseos de los gobernados; en el caso del dictador, indudablemente pone a descubierto la baja calaña, oportunista y consecuente con el propósito del dictador de sostenerse en el poder, no le importan ni el momento, el contexto o el estado de opinión los nacionales.

3 comentarios:

Camilo el bueno dijo...

Socio, qué pena tengo contigo, que nadie te lee, mira, ve a este blog, para ayudarte en la causa, y deja tu dirección para que puedas tener algún público:

http://lacomunidad.elpais.com/yohandry8780/posts

airwolf dijo...

Hola :
pasaba de casualidad ,y me pareció interesante tu blog.
Muy chistoso el título del Enlace "Organo de la Mentira Oficial(La Abuelita)"

Saludos y que Cuba tenga un mejor
futuro sin los castrodictadores
ni rovolucionarios.

Saludos.
Airwolf
http.//comunismogenocida.blogspot.com

Karamchand dijo...

Gracias a todos por sus comentarios. Rectifico una errata, donde dice "Capi di tutti capi", debe decir "Capo di tutti capi". Camilo, no tengas pena, se que me leen y eso es susficiente. Disculpen si no visito los sitios que me hacen llegar, apenas unos días atrás, quedé sin el servicio por atraso en el pago de la cuenta telefónica, es por esto que muchas veces el tiempo me es corto para visitar otros sitios en la web; no obstante, he hecho una lista y siempre que puedo me paso por alguno de ellos, que también les tengo pendiente en agregar a los enlaces, espero hacerlo la semana próxima.