sábado, 1 de diciembre de 2007

A Venezuela.

Este domingo 2 de diciembre, irán a las urnas convocados nuevamente, para nuevamente cambiar la constitución ustedes los venezolanos. El presidente Hugo Chávez, confiado en que tiene la victoria, ganada por la vía más común en los países de paupérrima democracia y que en este caso se ve agravado por la poderosa economía petrolífera venezolana, las ha comprado, repartido dinero, dádivas y otras regalías a muchos venezolanos, principalmente entre los menos afortunados, no con el elevado propósito de ayudar al prójimo, no, es con el propósito de comprar al prójimo y comprar para él, de paso, la silla presidencial de por vida, vitaliciamente. Esa es la verdadera intención del émulo del dictador castrista, tras eso corre repartiendo a diestra y siniestra los dineros del estado venezolano, pero como no le resultaría en una sociedad que se diga demócratica y tenga las leyes correspondiente a la democracia, ha echado mano del sistema que provee de fundamento a los dictadores, el socialismo, sistema este ya desechado por inoperante y que el trata de reanimar con un apellido "del siglo 21" e intenta ajustar las leyes a sus propósitos, que no son ciertamente, los más beneficiosos para los venezolanos; no ajustarse él a las leyes, ponerse por encima de la ley, fuera de esta y del alcance de la justicia para hacer lo que le venga en gana y como le venga en gana.
No describiré la triste suerte que les deparará a los venezolanos, si Chávez se sale con la suya, y que es la suerte que corremos los cubanos por casi 49 años próximamente, la descripción, está en los post de este blog, el triste destino bajo una dictadura, asoma en los post de este blog de un cubano que nació con ella, y si tiene la seguridad de ver próximamente el fin de la oscuridad y la injusticia en la que ha vivido.
Pero vería con tristeza, como salimos los cubanos de una dictadura para ver a los venezolanos caer en otra de igual o peor talante.
Piensen únicamente, que aquellos que llaman a la violencia, a la separación y la ruptura, a crear brechas de odio entre nuestros pueblos y usar la historia no para aprender, sino para condenar y buscar venganza, no deben ser quienes dirijan los destinos de una nación.
Karamchand.

1 comentario:

El loco dijo...

Que tristeza saber que un pueblo, mi pueblo, está tan dividido por el odio y el resentimiento de unos y otros, labor maldita del micomandante...
Solo espero que nuestros sacrificios y anhelos , aunados a los de gente como uds. los cubanos cobren vida...
Igual sentimos desde aquí por el pueblo cubano...que el desgraciado de Chavez ha logrado que muchos Venezolanos miren de mala manera
Saludos desde este país que espera...
www.el-loco-de-adentro.blogspot.com