martes, 18 de diciembre de 2007

Muera el tirano, no la vida.

Si alguien creyó o cree, erroneamente, como pueden presumir muchos de los que leen este blog, que de alguna manera sostengo, propicio o soy afecto a la pena de muerte, está en un error, error muy común y que tiende a meter en el mismo saco opiniones diversas, tomadas aprisa y según el propio criterio, que lamentablemente piensa lo peor y se prepara para lo mismo.
Si, quisera que muriera el tirano, no él, todos los tiranos, pero que renazcan como personas, que acepten con humildad el decursar del tiempo y con el, el deterioro natural del organismo humano. No me compete a mi juzgar según las leyes o hacer juicio según los tribunales, y sí, seré testigo de cargo si se me llama a declarar, como he hecho hasta ahora, pero de ninguna manera estaría de acuerdo con la eliminación física de un ser humano, sea cual fuere su delito o pecado. No puedo hacerme ni cómplice tan siquiera de cometer el mismo error de quien se juzga, no justifica tomar una vida por otra, el ojo por ojo, el diente por diente, a lo antiguo, a lo duro y salvaje que posee el hombre.
Quisiera que muriese la actitud que propició el mal, el error, la falla; nunca la persona que la comete, no importa cual sea esta. Antaño se quemaban personas en hogueras, error, luego se persiguió y acosó en razón de las preferencias sexuales, error, en medio, se trató y mató por el color de la piel, hoy aun se cometen estos mismo horrores, se agrede a la persona, se destruye el ser humano, por tener diversa opinión, o haber cometido sabe cual horroroso crimen, pero se comete el mismo y no creo que lo justifique ni cuerpo de leyes, ni lógica o criterio, divino o terrenal.
La ONU ha proclamado una moratoria sobre la pena de muerte y hoy un estado americano renunció a tan horrible pena. A mi en particular, me entristece cuando una persona hace excepciones al no matarás.
Leyendo hoy las palabras del sátrapa, recordé haber leído sobre un pastor el cual, cada vez que sermoneaba la misa, pues venía otro señor a criticar y señalar los errores, fueran estos ciertos o no; el día que murió el crítico, entre los que más le lloraron, sino el que más, se encontraba el pastor, al ser preguntado, respondió, es que su critica me ayudaba a prepararme mejor para el sermón, a leer y estudiar aun más para el discurso religioso. El error mayor y común en el ser humano, es querer deshacerse de quienes critican o están prestos a señalar el error, el gazapo, la falta cometida; pues finalmente, es así que aprendemos y mejoramos como seres humanos. Es natural que entendamos que el mundo fuese mejor de ser como nosotros, eso lo entendí ha mucho, pero es un error, porque precisamente, estamos en la cúspide del reino animal, por la gran diferenciación entre los individuos que componen nuestra especie, sobrevivimos, gracias a que la naturaleza que hoy es humana, aprendió de sus errores. A menudo antes de emitir opinión, aun cuando soy parte del suceso o acontecimiento que se quiere escrutar, me pregunto si no seré parte del problema también, causa o motivo, porque primero he de buscar la viga en el ojo propio, y después ayudaré en sacar la paja del ajeno. Por ser latino, entre las cosas que no quisiera y me echaron antes de nacer, está el ser impulsivo, que quizás tenga sus beneficios, pero me priva de ser más humilde, por suerte, desde esta llanura que comparto con otros tanto millones de mediocres como yo, he tenido a mano siempre, quien me saque del error o me enseñe algo que no sé y creía que sabía o debería saberlo. Bienaventurados los mediocres, porque de ellos siempre ha sido el cambiar el mundo, no importa si es porque otros empujaron, nosotros vamos delante, equivocándonos y escuchando quien señale la equivocación, aun cuando la creemos olvidada, para componernos, como la cicatriz de accidente, que recuerda el daño o la injuria y prevee recaer; me libre el destino de subir muy alto, donde no escucharé, ni veré otra cosa que a mi mismo.

6 comentarios:

marinmenso dijo...

hola Karamchad,
Me ha impresionado tu post. Es muy profundo y creo muy cierto lo que dices. Gracias por estar.
Un abrazo,

Camilo Lopez Darias dijo...

Karamchand, estas haciendo un buen trabajo!

Rene M. Grave de Peralta dijo...

De mediocre no tienes nada.

Cubanita dijo...

Exquisita tu prosa y hasta romantica. Quisiera pensar como tu pero soy una persona practica. El problema es que hay hombres que debieron no haber nacido por el dano que han provocado al mundo. Cuantas desgracias y cuantas vidas humanas se hubieran salvado, si ellos no estuvieran.

No creo en la rehabilitacion del hombre, de todos los casos que conozco no recuerdo del borracho que dejo de beber, del drogadicto que abandono su vicio, del hombre malo que se volvio bueno. Hay hombres que no tienen arreglo. Arbol que nace torcido jamas su tronco endereza. Hay hombres que no se pueden reciclar. Vienen con defectos y los fabricaron con materia prima toxica, son corrosivos y destilan veneno.

Es muy diferente alguien que comete un error y rectifica: son dos cosas distintas. La persona que todavia puede dar amor siente remordimientos, amenda su falta y se reconstruye. Pero que hacemos con los que saben que estan equivocados y aplastan a todo al que encuentran a su paso por puro capricho, delirio de grandeza, demencia o etc's? Dejarlos ir despues que arrasaron? Perdoname tu y Dios pero hay que darles su merecido. Hay veces que la muerte es la unica manera de deshacerse de ellos para que no lo vuelvan a hacer porque hombres asi son capaces de clonarse ellos mismos.

Yo para estar segura quiero ver cuando le echen la tierra arriba a miles de metros de profundidad. Despues pondremos su nombre en el museo de los hombres tristemente celebres, recordados por su crueldad y su intolerancia. En su tumba no abra flores, ni bandera solo su nombre frio que recordara a todos quien fue para que nadie vaya a visitarlo.

Karamchand dijo...

Cubanita: Este es un ejemplo pero que puede aplicarse por extensión a muchas cosas; muchos presos no se rehabilitan, porque en realidad la sociedad no lo desea; además, una cosa se piensa de un lado y otra del opuesto, es muy difícil al menos comprender el punto de vista opuesto al nuestro, entenderlo, aun cuando no se esté de acuerdo. Recuerdo que hace no mucho pasaron por la TV cubana en un programa de Medicina Legal los viernes, el caso de una señora cuyo padre había sido asesinado cuando era joven, apoyaba la pena de muerte sin ambagues, lueg, su esposo se convirtió a su vez en asesino y condenado a morir, ella cambió radicalmente su posición, básicamente somo resultado de las circunstancias, la mayoría, al ser humano común le resulta incómodo usar la mollera, así por ejemplo no suelen usar el análisis y la síntesis y otras herramientas útiles para dilucidar una cuestión o problema, prefieren la comida rápida. Sobre esto, es fácil al leer las noticias pensar que el mundo está patas arriba, o en decadencia, pues son más las malas que las buenas, simplemente es así porque lo extraordinario son las malas acciones, la mayoría, son buenas, por eso no ocupan mucho espacio, aburrirían, el ser humano es básicamente de naturaleza bondadosa y buena, no existen hombres malos o buenos, existen hombres que hacen cosas malas y buenas, la mayoría de las cosas son buenas. En un post anterior me referí a que muchos se han detenido por comodidad en el Antiguo Testamento, en el ojo por ojo y diente por diente, no desean compicar sus vidas poniendo la otra mejilla, buscando primero la viga en el ojo propio para ayudar a sacar la paja en el ajeno. Precisamente la justicia y la ley, deben propender a estimular lo bueno y no castigar, sino, desalentar la mala acción, educar, de que serviría matar, eso aparte de ser incorrecto. Gracias por sus comentarios.

Cubanita dijo...

Comprendo tu razonar y en el fondo estoy de acuerdo en la naturaleza de la bondad del hombre pero desgraciadamente sigo con mi idea de que una cosa es la teoria y otra muy distinta es la practica.

Quisiera pensar como tu que todo el mundo es bueno y se merece una oportunidad pero la realidad es que no es asi y coincido en que exhaltar lo malo es comercial, excitante y atractivo. La mollera si la uso bastante y es por eso que me exprese de la manera que lo hice.

Yo no creo que los prisioneros no se rehabiliten porque no quieren, hay muchas razones por las que no lo hacen. La genetica, el medio ambiente, la edad en que se comienzan a rehabilitar y otros factores juegan un papel importante en su incapacidad. Seria largo de contar.

Pero en fin mi comentario se referia a algo especifico estaba hablando de esos hombres que seran recordados como los tristemente celebres por el dano que han hecho con sus acciones y si me gusta la comida rapida especialmente despues de transcurrir cincuenta anos con escasez de ella en Cuba.

Yo no se tu pero yo no estoy dispuesta a esperar otros cincuenta anos por la rehabilitacion. La vida pasa muy de prisa y el tiempo se esta acabando. Espero y deseo de todo corazon que salga del aire lo mas pronto posible, el metodo me da igual cuanto mas rapido y eficaz mejor.


Gracias por tu mensaje. Sigo siendo tu lectora. Ojala que nuestro anhelado sueno de una patria libre se cumpla pronto.

Saludos y exitos,

Cubanita