lunes, 31 de marzo de 2008

Carta a mi atacante.

Querido atacante:

Lamentablemente no conozco el idioma con que comienza su comentario en el blog, a la vuelta de unos años, me queda el consuelo de que más que un idioma no aprendido, la comprensión y el respeto al derecho ajeno, reside en buscar lo que une, no lo que separa y a menudo más que una lengua, separa el propósito o espíritu de nuestros actos; buscando lo que une, intuyo que usted ha estudiado sobre computadoras, me atrevería a llamarle colega, aun cuando lamentara el hecho de tener usted que hacer uso de alguna PC asignada temporalmente para el tal propósito que hoy nos ocupa, que el salario que percibe no le alcance para comprar una de las anunciadas a la próxima venta y llevar a casa, desde donde de seguro, dedicaría este tiempo tan valioso malgastado en copiar y pegar, en trabajos productivos que redunden en beneficio de usted y los suyos o quizás (dejando el pretérito en lo que es) contratado por alguna empresa que decida hacer uso de sus facultades técnicas en una Cuba futura, dedicada más a progresar, que menesteres propios de represores e intolerantes.

He decidido mantener el extenso e inadecuado comentario, para que pueda usted revisar su obra, como yo hago a menudo con la mía, de esa manera extraemos enseñanzas también, mejoramos o enmendamos alguna actitud equivocada, lo cual espero usted haga, pues no creo en la malignidad radical del ser humano, al contrario, tengo por seguro que en cada persona, yace la bondad y el amor por el prójimo, quien sabe si en lugar de cuando visite mi blog, ver a un enemigo empecinado en acabar con una dictadura de 50 años, vea usted a una persona que clama por la libertad, como tantos cubanos hacemos día a día de manera tácita, pues sería una especie de suicidio, como usted de seguro conoce por las barbas del vecino, pretender andar a la luz con la verdad en la boca, cuando tantos y tantos son perseguidos, encarcelados y hasta veces matado (frase que me he tomado la libertad de tomar prestada de una canción de Maná, por la factual analogía y ser grupo musical que usted ha escuchado).

Le recomiendo encarecidamente, visite los lugares o lea lo que escribo, si usted prueba que en alguna parte he faltado a la verdad, estaré dispuesto a retraerme inmediatamente, errar es humano; sin menoscabo de seguir escribiendo lo que me parece cierto y tengo prueba o certeza más allá de toda duda razonable.

Reciba mis más sinceros respetos y mi solidaridad por tener que emplear, bien sea obligado o motu proprio, forma tan fútil de emplear su tiempo.

K.

PD. He tratado de encontrar música de shamisen (laúd japonés de 3 cuerdas), si conoces algún sitio desde donde se pueda bajar libremente algún que otro mp3, te agradecería me dejaras el enlace en algún comentario, o a mi correo.

3 comentarios:

Eufrates del Valle dijo...

K., muy elegante tu carta al atacante. Lastima que ese tipo de gente no conoce la elegancia, estan disenados solo para recibir y ejecutar ordenes, como tu y yo sabemos. Podrias agregare:

"No hay ni malas hierbas ni malos hombres. Solo hay malos cultivadores".
Victo Hugo

Un abrazo para ti, K.

Santi Benítez dijo...

Puede usted buscar la música que crea necesaria en:

http://www.radioblogclub.com
http://www.goear.com

E incluso puede anclarla o linkarla, llámese como prefiera, a sus post.

Un saludo.

Ôo-~

Karamchand dijo...

Gracias por los comentarios, he visitado los sitios que me indicó amablemente santi benitez, he escuchado algo, lástima que mi coenxión es pésima y no me permita oir completamente la música.