miércoles, 28 de febrero de 2007

El muerto resucitó y el Apocalipsis que viene.


Una pequeña observación sobre las palabras del convaleciente Fidel Castro. Me ha llamado la atención la siguientes frases: "...aprovechando el escaso tiempo que nos queda, el factor tiempo no puede olvidarse y a mi juicio nos queda escaso tiempo."

Es una especie de jeroglífico senil, ¿a que se refiere?, al cambio climático, a su tiempo de él de vida, a la bomba atómica desarrollándose por Irán, al virus del SIDA, o que moriremos todos en esta isla ahogados, cuando se termine de derretir el hielo de los polos. Bueno, eso se lo dejo a los psicoanalistas, periodistas y afines.

Es curioso como siempre los anuncios apocalípticos ganan adeptos, y como no, Oscar también. Me llama la atención que no se hayan anunciado suicidios de niños escuchando a los apocalípticos en los medios, eso si es un misterio; porque en oportunidades anteriores los Jefes de sectas lograron el suicidio masivo de sus adeptos.

Dejo los números a los que les gustan y tienen tiempo para hacer cuentas, así por arribita, como solemos decir, veamos algunos números grandes pero eso sí, sencillos.

Que diría usted si le dijesen que la probabilidad según los cálculos de ser fulminado por un rayo es de x en y veces, tomaría sus precauciones si x fuera un número elevado o próximo con respecto a y. Quizás se amarraría a los pantalones un cable de cobre, con cinturon de metal en contacto con la piel, y el otro extremo lo dejaría arrastar libremente haciendo contacto con el piso. Claro, le digo, no confíe ciegamente en los pronósticos, pues eso son, pronósticos basados en datos estadísticos. Donde yo resido, tengo edificios más elevados, con pararrayos, por supuesto, así que de cierta manera, estoy protegido por el temor ajeno, paradoja.

Ahora si vamos con el número de a veritas, dice la Enciclopedia Encarta que al planeta Tierra le han calculado la edad los científicos, imagino que no encontraron alguna etiqueta de cuando la hicieron, pues la calculan en 4 650 000 000 de años, es decir la friolera de 4650 millones de años. Siguiendo la idea, digamos que los fenómenos naturales descritos, observados por el hombre tienen de data entre 200 000 y 300 000 años antes del día de hoy. No sedeje amedrentar por las cifras, quizás pueda concluir de lo ínfimo que somos y lo valioso a la vez por aparecer en este mundo tan fugazmente. Pero al grano, nos están diciendo basados en una estadística retorcida para sus propósitos sobre el próximo fin del mundo, algunos no llegan a decir esa expresión, tienen cosas tan poéticas como "el fin del mundo como lo conocemos", se les ha olvidado agregar si será un nuevo conocimiento para bien o para mal, intuyo por sus posiciones filosóficas que es para bien mal. En fin, saquen sus cuentas, incluyan las mediciones realizadas a traves del tronco de los árboles, los aconteciemientos que cada cierto tiempo los científicos refutan o afirman "a la luz de nuevas evidencias", etc.

Le recuerdo al que esto lee, que eso, aun en el peor de los casos son suposiciones, pronósticos sin base estadística como pueden comprobar si sacan las cuentas y hacen la estadística.

Es más probable que suceda lo que te van a decir en el parte de tiempo, aunque lo diga Rubiera desalcoholizado, que la posibilidad de que desaparezca Cuba ahogada en un mar de cubitos de hielo del polo derretido. No obstante, si quieres puedes amarrate el alambre a tierra y andar por ahi trepado en 23 y L con los brazos al cielo anunciando el fin del planeta, mejor de la galaxia, para que no desentones con la ciencia. Mira que yo he dicho lo anterior en el sitio de BBC digital, en el forum, y ni se les ocurrió ponerlo, al parecer es otro loco, claro, sin nombre conocido; esto y lo más probable es que arremetan contra él las multitudes digitales furibundas y desaforadas por el próximo fin del mundo.

Paradojas: Corea prueba con éxito un mísil con capacidad nuclear y alcance a países no bien visto por ellos, declara tener la bomba atómica; Irán la tendrá en breve, y hay una caterva de científicos, más ansiosos de publicidad que de decir los hechos, con ex-vicepresidente norteamericano incluído, que si criticaran con el mismo ardor con que defienden sus teorías, porque eso son, teorías, esos intentos que si son apocalípticos.

Es extremadamente difícil que un presidente norteamericano o ruso o de cualquier otra potencia atómica lance sus misiles; entre pedir permiso y llenar papeles, se le quitan las ganas. Lo contrario sucede con los regímenes totalitarios, donde el botón lo puede tener en la mano y apretarlo hasta un bobo de papá o algún suicida fanático, despechado porque los israelíes, siguen donde están y estarán.




La imagen: Los cuatro jinetes del Apocalipsis, del pintor ruso Víktor Mijáilovich Vasnetsov.

1 comentario:

Gonzalo Javier dijo...

Hola.

Soy Gonzalo.
Les vengo a pedir ayuda para poder difundir lo mas posible mi reflexión sobre el calentamiento global.
Hasta hace poco la dejaba en blogs que trataran sobre el tema o que estuviesen relacionados al medio ambiente.
Ahora cree mi propio blog donde por ahora solo he publicado mi reflexión.
Denle un vistazo a mi blog y si les interesa y les gusta, por favor les pido que me ayuden.
No se muy bien como se maneja esto de los blogs.

Aca esta mi dirección de blog:

http://elgranretodelsiglo.blogspot.com/


desde ya muchas gracias.

Un gran saludo.