jueves, 24 de febrero de 2011

Actualización del blog.

-La feroz persecución para impedir, dificultar o terminar el acceso al exterior de los cubanos en la isla, viene a confirmar aquello detrás de las respuestas si el nuevo cable entre Cuba y Venezuela supondría un mayor acceso de los cubanos al internet. Sirviendose de leyes promulgadas que contradicen la letra y el espíritu de tratados internacionales y regulaciones de las comunicaciones, coarta un derecho indiscutible del pueblo cubano.
La injusticia que prevalece en Cuba bajo la dictadura, tiene casos condenables como el que relatara el mismo bodrio Granma hace menos de un mes; el tal mamotreto panfletario para que sirva de escarmiento cuenta como ¨capturaron¨ un fabricante de parábolas y lo sancionaron duramente; es como si usted cogiera a un fabricante de cuchillos y lo acusara del asesinato de una mujer que cometió un comprador; una parabola es una antena, sirve incluso hasta para recepcionar los canales nacionales mucho mejor, pero eso no importó en un país sin leyes, y peor aun, de seres humanos que han llegado a abrumar con el terror y desconocen exprofeso aun las mal intencionadas leyes del cuerpo legal cubano, condenan a ese señor a prisión, increíble.
Reitero el principio esquina de angulo de las comunicaciones, LA SEÑAL QUE ES LIBREMENTE EMITIDA, PUEDE SER LIBREMENTE RECIBIDA.
La dictadura tiene un largo expediente de violaciones, crímenes y atropellos lesa humanidad, esperemos que quienes aun sirven de sostenedores o proveedores de su prestigio, terminen de una vez con una farsa que a las claras solo sirve a sus boslillos e intereses muy personales, por encima de los intereses del pueblo cubano.

-LA represión se ha recrudecido, mientras la miseria avanza por día, la dictadura se ve obligada a refrozar la represión; porque cada día son más y más empujados a salir de sus miedos so pena de morir con ellos de inanición y desnutrición. No hablan de reducir el cuantioso ejercito que ellos han creado, hablan de despedir trabajadores, que de justicia puede haber en ello?, ninguna. Dicen liberar el trabajo privado, pero acotillan no querer ricos, como es posible un país que genere riquezas sin ricos?, imposible.
Alrededor de los acontecimientos internacionales como los de Egipto, Tunez, ahora Libia, etc; se han generado espectativas con la situación cubana; los cubanos, desafortunadamente en la mayoría, adolecemos de masoquismo y miedo cerval; hace pocos días leía sobre la reconcentración de Weyler, que masacró una cantidad enorme de cubanos durante la guerra de independencia del 95; increíblemente, esos cubanos que salían de los campamentos de reconcentración de noche a buscar lo que apareciera para llevar a sus estomagos y de los suyos, no ¨cogían¨ el monte para alzarse con los mambises, se dejaban morir de hambre sin rechistar.
La sublevación, la rebeldía, vendrá cuando le de su real gana, no se sabe que enciende la chispa, por eso la dictadura reprime duramente cualquier asomo de rebeldía o protesta, cualquier agrupación de personas alteradas por las injusticias que vivimos a diario. Pero si quieren la prueba mayor, vean los corderos que envían dinero al dictador y se escudan en sus familias, vean a los corderos que rehuyen las cámaras y salir en la publicidad contraria a la dictadura, se esconden para venir a donde fueron torturados cada día de sus vidas, de donde se fueron dejando atrás esas mismas familias, sus amigos, su cultura, etc,; pero evidentemente también han cargado con sus miedos en el viaje, han cargado con sus miserias y temores, que les atormentan y les hacen quejarse por todo y de todos, aun cuando tengan mejor vida; porque si algo es cierto, que mejor es hurgar en los contenedores de basura de Miami, que vivir de ministro o ganar unos cuantos ¨fulas¨ a cambio de conciliar con el desmadre.
Esta vez, coincidiré con aquello que suelen decir de que cada cual tiene lo que se merece; y con perdón de los lectores, los cubanos por pendejos, nos merecemos esta dictadura, incluyéndome a mí, aun cuando mis miedos tengan otra costura.